En el Cerro Kolqueparque lucen danzarines de Qanchis y Puli Pulis

Posted by

EL ALTIPLANO

Qanchis en Ayaviri

Qanchis en Ayaviri

Miles de feligreses veneran la santa imagen de la Virgen de la Candelaria, en el cerro Kolqueparque de Ayaviri, donde según se relata, el año 1934 la santa madre hizo su aparición; la imagen quedó impregnada en una de las piedras a espaldas del cerro.

Estuvo presente para alegrar danzarines de Qanchas junto a los Puli Pulis. La fiesta continúa hoy, junto a los alferados del día de bendición; el domingo y lunes se realizarán tardes taurinas, los alferados anunciaron una cuadrilla de primera, toros de lidia y diestros de la tauromaquia.

PIEDRA MILAGROSA
El peñón donde se encontró la imagen de la Virgen de la Candelaria, se ubica a espaldas del Cerro Kolqueparque, en un lugar inaccesible, siendo los devotos los que construyeron una pequeña plataforma, para que pudieran visitarla con mayor holgura sus creyentes. Es importante precisar lo sucedido por la jovencita llamada Angela Mamani Huallpa, quién fue la primera que tocó con los dedos la peña donde observó de cerca la imagen de la Virgen, y asustada se dio con la sorpresa atónita que llegó atraerla como imán, pasándole cierta electricidad, inmediatamente dio ha conocer a su madre que se encontraba cerca trabajando en el aporque de su chacra. Este fue el primer milagro patético de esta imagen sagrada.
El peñón en referencia era de tamaño grande, y se afirma a través de la tradición oral, que en los primeros años después de su aparición, los devotos que visitaban, todos ellos iban con las ansias de tocar con sus dedos la imagen que se encontraba impregnada en la piedra, creían que les echaba bendiciones y les curaba de los males que adolecían. Este milagro poco a poco se ha ido propagando en sus alrededores y en toda la población de Ayaviri. En un principio esta imagen que se encontraba en la peña, pensaron que era la Virgen de Alta Gracia, pero observándolo de muy cerca, tenía las características propias de la Virgen de la Candelaria, y desde entonces se le festeja cada 24 de Enero de todos los años. Así permaneció aproximadamente por un tiempo de dos décadas, lapso durante el cual los moradores de la comunidad campesina de Umasuyo pueblo se encargaron de cuidarla pr turnos todas las noches, en vista que cada vez que los devotos llegaban a venerarla dejaban sus óbolos o aportes en dinero que se depositaban en una alcancía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.