Otra vez quieren vacar alcaldesa en Cerro Colorado. Crisis no terminó con salida de Vera Paredes

Posted by

EL ALTIPLANO

Yenny Valdivia Rivera

Yenny Valdivia Rivera

Yenny Valdivia Rivera era la primera regidora y fue elegida como parte de la lista de Manuel Vera Paredes, pero tal como ocurrió en la gestión de Kelly Álvarez, se convirtió en su principal opositora y, luego, lo reemplazó en la alcaldía tras promover la vacancia de su antecesor.

Vera Paredes reemplazó a la vacada Kelly Álvarez, en el año 2008 y luego fue electo en el cargo de alcalde con votación mayoritaria. Pero en el año 2011 fue acusado de haber dado un trabajo estable a su conviviente, ascendiéndola de operadora de limpieza a funcionaria. Después de muchas idas y venidas y 3 pedidos de vacancia frustrados, el Jurado Nacional de Elecciones decretó la vacancia del burgomaestre. Yenny Valdivia es la nueva alcaldesa desde diciembre de 2013, pero ya afronta su primer pedido de vacancia.

Pero más allá de la inevitable conflictividad que, aparentemente, caracterizan las gestiones municipales en el distrito más poblado de Arequipa, cuyo presupuesto también es el mayor, hay razones de peso que sustentan esta imparable sucesión de alcaldes y vacancias en el viejo cerro bermejo.

Yenny Valdivia se ha rodeado de funcionarios cuestionados y , aún, procesados por su desempeño como funcionarios en otras municipalidades. La inesperada designación como alcaldesa, al parecer, la sorprendieron sin equipo ni planes. Un grupo de funcionarios “especializados”, que rota de municipalidad en municipalidad, gracias a su “experiencia” y contactos, ha tomado control de la municipalidad de Cerro Colorado, ésta vez.

El Gerente General, Roberto Vera, es investigado junto al alcalde de Santa Isabel de Siguas y otros funcionarios por haber favorecido a un proveedor en la venta de un camión usado, en aquella municipalidad, cuando ejercía como asesor de la alcaldía. La fiscalía ha pedido para él cinco años de prisión y el proceso está en etapa de juicio oral. El 7 de julio de 2008, ese municipio compró un camión volquete del año 1973 por el valor de 77 mil soles, pese a estar en mal estado, cuando cinco años antes había sido adquirido por el dueño en menos de 14 mil soles. La Contraloría detectó que se invirtió, además, 92 mil soles en repararlo.

Pero éste no es su único antecedente. También es cuestionado por su desempeñó cuando laboró en la municipalidad de Uñón, en la provincia de Castilla. Por este tema, afronta un proceso por apropiación ilícita, peculado y destrucción u ocultamiento de documentación.

De otro lado, el nuevo encargado del área de Planificación, Presupuesto y Racionalización, Luis Solorio, tiene un proceso sancionador en marcha porque habría causado una deuda tributaria a la comuna de Uchumayo, donde se desempeñó como gerente municipal.

Entre los cuestionados también figura el asesor legal, Alejandro Maldonado Gutiérrez, quien no tendría el perfil mínimo requerido para el cargo, según la reglamentación y el Manuel de Organización y Funciones de la comuna.

Ante esta situación, todos los cuestionados declaran inocencia y la alcaldesa –en total desconcierto- ha declarado que los respaldará hasta que el Poder Judicial emita una sentencia en firme.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.