“A tres años del segundo levantamiento de los huestes de Vilcapaza”

Posted by

EL ALTIPLANO

A tres años del episodio del 24 de junio

A tres años del episodio del 24 de junio

La inhabilidad de un sistema de gobierno que puso en prueba la capacidad de sublevación de un pueblo rebelde por historia fue una equivocación para este gobierno nacionalista de Ollanta  Humala quien lo entendió como un obstáculo de su gobierno según sus apreciaciones, sin entender que la intención de todo este ejército quechua era luchar por la salubridad medioambiental en salvaguarda de todo ser vivo afectado por la contaminación minera. Mañana se recuerda esta fecha.

En mente de todos, de miles de hombres y mujeres de todas las edades de la provincia de Azángaro se repite la masacre del 24 de junio del 2011, serían antes de las once la mañana cuando una llamada a un teléfono celular alertaba que el dialogo se había roto en el Consejo de Ministros, la llamada parecía con tono insurgente, porque así lo entendieron entonces la muchedumbre encabezado por huestes de la tierra de Raul Cancapa Huaricallo condujeron la reyerta provistos de la única arma ensordecedora de los gritos “Agua si oro no” el mar humano invadió entonces la sabana negra del aeropuerto internacional Inca Manco Capac de la ciudad de Juliaca. La atmosfera se nubló inmediatamente con el veneno griss de las explosiones asesinas que el gobierno de Ollanata Humala ordenó matar a quienes exigían tomar agua limpia.
Calificó de insurrección al nuevo levantamiento del pueblo del General Vilcapaza, olvidando que en la madrugada del 29 de octubre del año 2000, Ollanta sacó a una tropa de 57 soldados del Fuerte Arica, para levantarse en contra del entonces gobierno Alberto Fujimori, asonada que hoy es recordado como el “Levantamiento de Locumba”
Pero el 24 de junio del 2011, Pareciera que habría sido MATAR las órdenes expresas de los altos mandos de las fuerzas armadas, porque así lo delataban franco tiradores instalados estratégicamente en los techos de viviendas próximos al aeropuerto juliaqueño;
Eran no más de las once de la mañana cuando la primera bala penetró el nervio Felix Irpanoca Turpo joven estudiante de Ing. Civil de la UANCV, la sangre derramada palpitó fuertemente en los corazones de miles de soldados defensores de medio ambiente, un nudo con saliva amarga se hizo en la garganta de muchos periodistas que vivían aquel episodio, la realidad superó a la ficción; no pasaron muchos minutos Antonio Campos murió cuando los militares disparaban a mansalva, una bala fulminante alcanzó el cuerpo de Raul Cancapa Huaricallo, un proyectil le atravesó el tórax de Cancapa quien dejó de respirar las 2: 15 de la tarde exactamente de aquel día.
Miles de hombres y mujeres no dejan de recordar aquel atardecer del infausto 24 junio del 2011, cuando el crepúsculo de la tarde lucía en la puesta del sol más roja que nunca un francotirador mató Gregorio Huaman Mamani a quien le pusieron una bandera peruana en los brazos del caído, las lágrimas no se dejaron esperar, la impotencia pudo más que el dolor; el grito se ensanchó entro los azangarinos nuestros, ¿algún abogado del pueblo? la pregunta zarpó entre llantos y lágrimas un profesional en derecho de apellidos Mamani se ofreció a ponerse al lado del pueblo y más tarde otro de sus colegas . Este trayecto continua y con mayor dolor.
El segundo levantamiento de los huestes vilcapacinos estaba conformado por un ejército de miles de hombres y mujeres en su mayoría campesinos quienes protagonizaron la sublevación quechua en nuestra región Puno, la batalla del 24 de junio del 2011 duró más allá de siete horas.
Aquella tarde miles de campesinos pobres pero aguerridos lloraron la pérdida de sus compatriotas, se prometieron cada uno dentro de sus corazones que la sangre derramada Jamás será olvida.
Mañana martes 24 de junio después de tres años del levantamiento quechua más importante de los últimos años los deudos de Petronila Huanca Coa, Raúl Canccapa Huaricallo, Félix Yrpanoca Turpo, Antonio Campos Huanca y Gregorio Huamán Mamani realizaran una celebración eucarística en memoria de sus seres queridos en el aeropuerto juliaqueño y próximo domingo en la ciudad de Azángaro.
EFE Azangaro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.