Orgulloso de ser peruano

Posted by

EL ALTIPLANO

ESCRIBE: Celestino Churata.

Celestino Churata

Celestino Churata

Cuando escucho hablar de Perú pienso en un niño con su rostro cuarteado por el tiempo, en un joven lleno de ideales, sueños y hasta ilusiones, en un padre que trabaja de sol a sol para llevar el pan del día al hogar, en una madre que cargado de sus hijos labora por más de 8 horas al día, en una mujer que lucha por la igualdad de sus derechos y oportunidades, en un anciano que multiplica sus energías para ser útil a su entorno, en las personas con capacidades especiales que demuestran genio y talento; pienso en ellos y en muchos más porque en su gente está la prosperidad o la ruina de todo un país.
Pienso también, como dice el vals que escribió Manuel Raygada Ballasteros, en sus “Ricas montañas, hermosas tierras, risueñas playas, fértiles tierras, cumbres nevadas,
ríos quebradas”; en suma en su costa, sierra y selva. En sus recursos naturales, en sus plantas medicinales. Perú un casa prodigiosa; así como escribió Augusto Polo Campos “Y es que Dios a la gloria le cambió de nombre y le puso Perú”.
Finalmente pienso en su alto índice de pobreza y analfabetismo, en los cinturones de ciudades que no cuentan con servicios básicos, en la acentuada corrupción de sus autoridades, en sus accidentes de tránsito que matan por decenas en las carreteras, en sus asaltantes y asesinos, en su prostitución, en sus barras bravas, en la bestial contaminación del medio ambiente, en la injusticia del poder judicial; en fin en toda la lacra que ensombrece el nombre de toda una nación.

Este es el rostro de un Perú en blanco y negro, que cada 28 de julio se pinta de rojo y blanco. ¡Feliz 28!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.