Politicastros, politólogos, políticos y politiqueros

Posted by

EL ALTIPLANO

Escribe: Felipe Supo.

Generalmente la participación de estos actores sociales ligados a la política se protagonizan en períodos de antes y al final de un proceso eleccionario, sobre todo de algunos políticos y con mayor énfasis de politiqueros. Así el propósito de este artículo, es brindar información conceptual acerca del significado de cada uno de ellos, con algunos ejemplos de carácter didáctico.

POLITICASTRO: Según el Diccionario Manual de la Lengua Española (2007) refiere al término politicastro como: “político poco hábil o inmoral; político inhábil, rastrero, mal intencionado, que actúa con fines y medios turbios”. Mientras que el Diccionario Enciclopédico Larousse (2009) hace alusión como: “político inepto o de ruines propósitos”. Término que está relacionado a la actitud política del caudillo de corte tirano, que para lograr los propósitos políticos de su “partido” y los intereses económicos y de poder de sus partidarios y de él mismo, utiliza los “principios” enarbolados por Nicolás Maquiavelo “…el fin justifica los medios”.

Como concepto, tiene sus orígenes en la ideología socialista de izquierda de corte comunista y fascista, pero también como práctica se ha dado con los preceptos ideológicos liberales; así con estos preceptos, se pragmatiza con los gobiernos totalitarios de Stalin, Mussolini, Hitler, Sadam Hussein, Francisco Franco, Fidel Castro, Hugo Chávez entre otros. Con preceptos ideológicos liberales y neoliberales podemos citar a Augusto Pinochet que tras bombardear el Palacio de La Moneda, el palacio presidencial dio un garrotazo a 163 años de historia política palaciega y refundó el Estado (el régimen y la economía); sin embargo, Pinochet posteriormente, quien tanto criticó la politiquería y la demagogia, tomó el mismo camino de la tradición política chilena reafirmando el liberalismo. En nuestro país tenemos experiencias en gobiernos militares como el llamado “oncenio” de Leguía, Velasco y de Fujimori, entre los más importantes.

POLITÓLOGOS: Considerando que la politología, es la ciencia dedicada al estudio de la política; entonces el especialista en politología recibe el nombre de politólogo como la persona experta en política. Por lo general, esta denominación se otorga a quienes se han graduado en ciencias políticas. De todas formas, el término también se emplea a nivel general con referencia a aquellos individuos que, más allá de sus estudios formales o académicos, evidencian un gran conocimiento sobre política. Ahora para convertirse en politólogo, es necesario contar con nociones de sociología, economía, derecho, historia y otras ciencias sociales. El politólogo está en condiciones de analizar y clasificar diferentes sistemas políticos. Es su función analizar las distintas relaciones de poder que se establecen entre los ciudadanos, la clase política, clase dirigente, las características de las instituciones, los procesos de elecciones y las formas de acceso al gobierno.

Son precursores de la politología, filósofos e intelectuales como: Homero, Aristóteles, Platón, Plutarco y Nicolás Maquiavelo, entre los más importantes. Son intelectuales contemporáneos de la politología: Hannah Arendt, Harold Lasswell, Norberto Bobbio y Robert Alan Dahl, también considerados como pioneros de las ciencias políticas modernas. También son considerados como tales, Hernando de Soto y Andrés Oppenheimer. En el país tenemos a: Sinesio López, Hugo Neira, Carlos Tapia, Nicolás Lynch, Pedro Pablo Kuchinsky, entre otros. Muchos de estos expertos en el análisis de las ciencias políticas son considerados también como analistas políticos.

POLÍTICOS: Considerando que la política es la ciencia de la gobernación de un Estado o nación, y también un arte de negociación para conciliar intereses. Quién le da los preceptos teóricos como principios a la política como ciencia es Nicolás Maquiavelo mediante su magistral obra “El Príncipe” donde decía que “el fin justifica los medios”, pero este fin se refería a la MAJESTAD DEL ESTADO como sistema de gobierno, no al “fin” de los intereses, confundido adrede por quienes han y vienen usufructuando el poder en beneficio del gobernante y los interés del “grupo” que representa. Según el Diccionario de Real Academia Española (2010): un político es una persona que se dedica a realizar actividades políticas. Existen diversas acepciones del término: “En primer lugar se refiere a personas vinculadas a la administración pública, se considera que un político es toda persona afiliada a un partido político y que ha sido elegido o nombrado para tareas asociadas a organismos, asociaciones o instituciones públicas; en segundo lugar un político puede referirse a cualquier persona afiliada a una asociación o grupo que desarrolle actividad partidaria, con independencia de si ostentan algún cargo público…

El hombre por naturaleza es un animal social –porque no puede vivir aislado de la sociedad–, pero también es un animal político, porque según Ely Chinoy, no puede dejar de pensar en sus semejantes acerca de su bienestar, luego de satisfacer la suya. Así se institucionaliza el principio elemental y fin supremo de la política del BIEN COMÚN acuñado por Jean-Jacques Rousseau que debe orientar epistemológica y filosóficamente al BIENESTAR DE LA SOCIEDAD como FIN SUPREMO DE LA HUMANIDAD. Como políticos peruanos más destacados tenemos en las canteras de la izquierda a: Alfonso Barrantes, Hugo Blanco, Ricardo Letts, Javier Diez Canseco, Henry Pease; en el centro-izquierda a Haya de la Torre, Luis Alberto Sánchez; en el centro-derecha a: Fernando Belaúnde; en la derecha a: Luis Bedoya; entre los más destacados. En nuestra región destacan: Roger Cáceres, Jhony Lescano, Alberto Quintanilla.

POLITIQUEROS: Son aquellos personajes aventureros de la política que usufructúan de la política para provecho e interés de uno mismo y del grupo que “dice” representar, se constituyen como mediocres y meretrices de la política que utilizan para lograr esta oportunidad a través de la “creación de un movimiento político” o través de “vientres de alquiler”, que llegado al poder, con el apelativo de que “fui invitado” se venden como tránsfugas a la tendencia que está en el poder. Jocosamente como alguien dice: es aquél que no había leído nada de la fotocopia y se paraba en clase a decir estupideces. Estos personajes a diferencia de los políticos que obedecen a lineamientos programáticos e idearios doctrinarios de sus partidos y movimientos políticos, no obedecen a ninguna ideología ni pensamiento político.

Estos individuos sólo aparecen “precisamente” en coyunturas electorales, como tales, su actuación en estos procesos es acentuado, tal como ha sido protagonizado en nuestra región. Producto de su actuación como gobernantes presidenciales, regionales o municipales tenemos los casos delictivos como los casos del “Ecoteva”, “Gracias presidenciales”, “roba cables”, “come oro”, “la centralita”, “manos limpias”, etc, etc. En nuestro medio están los “casos” aún no resueltos de los ex presidentes regionales de David Jiménez y Hernán Fuentes.

Los Andes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.