Negado tres veces

Posted by

EL ALTIPLANO

La nueva gestión de Manuel Becerra tiene que asumir grandes retos que son heredad de la nefasta plana edil que sale este año que ya culmina.

Nos encontramos en las postrimerías de una de las gestiones más desordenadas y caóticas de la historia de Cajamarca, quizás fue una de las que más recursos tuvo, pero, que sin embargo no supo merituar y por lo tanto cayó en uno de los desórdenes más históricos de los que se recuerde en gestión edil alguna.

Probablemente nos encontremos ante la antesala de uno de los destapes más grandes de la historia con la serie de irregularidades que se develen una vez que Bardales haya dejado la municipalidad. Ya el regidor Herman Bueno denunciaba que varias cartas fianzas de las que se usaron en la gestión Bardales pertenecen a las cooperativas de Rodolfo Orellana, lo que significa que son falsas y que carecen de sustento financiero, es decir, que se trata de una burda estafa a los cajamarquinos y al Estado.

Si bien las fechas en las que nos encontramos siempre han sido un vínculo de amor y paz, también es muy cierto que los cajamarquinos tenemos que poner en salvaguarda nuestros interés colectivo, los interese de quienes habitamos en esta tierra y por ende la de nuestros hijos… hoy que los días concluyen sin reparo el año y que Manuel Becerra asume su labor seguramente que muchas cosas saldrán a luz y habrán nuevos destapes.

Si fue la gestión más corrupta habrá que demostrarlo pero lo que sí es seguro es que fue una de las más ineficientes, de las gentes más diversas –porque se trajo a personas de todas partes del Perú y no precisamente por sus méritos académicos o profesionales, sino en muchos casos por su amplio prontuario-

Algunos ya hacen maletas y buscan marcharse sin mucho aspaviento aprovechando las fiestas, otros ya se fueron hace mucho y otros simplemente aguardan el momento para hacerlo –probablemente entre gallos y medias noches- solo el tiempo dará la razón a quien la tiene. No podemos negar que hubo regidores honestos que denunciaron a tiempo y que por ello tuvieron muchos problemas y pasaron muchas vicisitudes, sin embargo otros – que fueron los más- solo se sirvieron y se surtieron.

Nadie escapa del tiempo ni de su conciencia, tarde o temprano la verdad sale a luz, las mentiras se hunden y la verdad siempre se llega a saber. Por la transparencia y por el respeto a Cajamarca del que tanto se habló, seguramente que antes de que cante el gallo muchos habrán negado a don Ramiro más de tres veces.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.